Las prácticas más famosas que han llevado negocios a la quiebra

Perdida del control del proceso de venta

A veces, en el mundo de los negocios es estar en el momento adecuado y en el lugar correcto. Pero no sólo eso, no sólo hace falta tener suerte y trabajar duro, sino no “cagarla” de forma estrepitosa, provocando la caída al vacío de tu empresa. A continuación, os vamos a enseñar los ejemplos más famosos de una mala “praxis” en lo que a un negocio se refiere.

  1. Obsesionarse con ser el número 1

Es una práctica muy habitual en el mundo de los negocios. Muchos empresarios se creen que la competición es única y exclusivamente con otras empresas, olvidándose de que la competición empieza por superarse a uno mismo. Enfocarse tanto en lo que hacen los demás y no en lo que hace tu empresa, te llevará por el mal camino, no sería la primera empresa que quiebra por esto.

  1. Perfiles falsos

En la batalla de ser los mejores y en tener la mejor reputación e imagen, mucha gente cree que vale todo, pero no es así. Alguna que otra empresa ha llevado a cabo la práctica de abrir perfiles falsos en internet para atacar a una marca de la competencia, intentando desprestigiar su honor, reputación y su actividad. La gente no es tonta y en internet todos dejamos un rastro. Quiere a tu empresa.

  1. Criticar las malas críticas

Este juego de palabras es habitual en empresas con un nivel alto de ego y de poca autocritica. La práctica consiste en reírse de la opinión de una persona, simplemente, por carecer de fundamentos de peso en la opinión o por ser, digámoslo así, absurda. Hay que tratar a todos por igual, opinen bien o mal de nuestro negocio, si crees que no puedes hacer esto, mejor no montes un negocio.

  1. SPAM

Cuando un negocio online sobrepasa los límites de la publicidad con unos anuncios que bombardean por todos lados de forma desesperada. Si los usuarios te relacionan como una empresa SPAM, estás acabad@, ya que el rating social de tu empresa será muy bajo, lo que significa que no otorgas confianza a los consumidores.

  1. Comprar reseñas

Quizás, la práctica más triste junto a la creación de perfiles falsos. Esta praxis es muy fácil de detectar por quien compra un poco por internet. La gente no es tonta y saben cuándo una empresa huele y no se cree las opiniones del producto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *